Oraciones para el Adviento

¿Sabías que es el Adviento? El significado de la palabra como tal, proviene del latín Adventus, lo que se define como la espera y llegada de algo. Este  tiempo se encuentra comprendido entre los últimos cuatro domingos, antes del 24 de Diciembre, y es el inicio como tal del año litúrgico en la Iglesia.

Consiste en llenar de alegría, revivir y mantener esas creencias religiosas en todos aquellos fieles creyentes, mientras que esperan con fe y confianza en la venida del Señor, momentos de unión familiar y compartir, cada domingo tiene una programación, en donde se hacen lecturas bíblicas al respecto, oraciones y cantos que avivan los días y nos preparan para la venida de Jesucristo.

Tiempo del Adviento

tiempo de Adviento

La tradición de la celebración del tiempo de Adviento, con el pasar de los años se ha ido disminuyendo, sin embargo la iglesia y organizaciones parroquiales se esmeran por conservar la costumbre y realizan distintas actividades religiosas para llenar de vida y confianza la espera.

Está compuesto por cuatro Domingos, y el color con el que se estila decorar es el morado, también se estila realizar la corona, que representa con su figura circular que Dios es completamente eterno, por lo cual no tiene un principio ni un final.

Oraciones para el Adviento

Muchos son las actividades que se efectúan durante ese periodo, algunos creyentes acostumbran en sus hogares, reunirse y rezar rosarios, elaborar la corona y encender las cuatro velas, una cada domingo en conmemoración, al igual que en las iglesias, que cada año se programan y llevan a cabo toda una planificación de eventos en su honor.

Sin embargo, hay una serie de plegarias, que las puedes realizar tú mismo al levantarte o durante cualquier hora del día, mediante este post te facilitaremos algunas, para que las recites y conserves ese ambiente religioso durante esas fechas.

Oración para iniciar el Adviento

oracion para iniciar adviento

Con esta sencilla pero sentida plegaria, se puede dar inicio a los tiempos de Adviento, ella estará acompañada de cantos y pregones al igual de lecturas bíblicas para hacer la preparación y espera más completa.

Comienza un nuevo año litúrgico ¡El Señor viene! Es el momento especial para prepararnos, es tiempo de espera, y viene no para visitarnos, viene para quedarse, su visita no se debe a festejar ni a incitarnos a darnos obsequios, viene a encontrarse con lo que hay dentro de los seres humanos.

Nos va despertar de la oscuridad, nos pondrá en vela y atentos para poder tener la iluminación brillante del día, del pleno amor y bondad, a darnos fe, esperanza, otorgarnos justicia, perdón y paz, él no se va, su llegada es para quedarse e inundarnos de su salvador espíritu.

El día de hoy, hemos dejado de un lado nuestras actividades diarias, para cubrirnos de fe y esperanza, Señor, despiértanos, llénanos de ánimo, no permitas que la desesperanza y lo rutinario se apodere de nosotros. En las misericordiosas manos de Dios nos colocamos, le abrimos espacio en nuestras vidas y corazones.

Oración de Adviento con María

oracion para adviento con Maria

En la palabra, ¡Cristo sigue viviendo! Sigue viviendo en cada hombre, en todo lo que ocurre, en el día a día, en el inmenso amor de los hermanos, a la casa del Padre él nos llevara, en donde María nos adelantó en Glorificación y junta a ella, recitaremos nuestro himno para alabar y bendecir a Dios, pronunciando ¡Señor Jesús Ven a nosotros!

Virgen de esperanza y fe, Madre del Adviento, quien eres hija de tu hijo, madre del Altísimo Salvador, tu iluminante belleza y hermosura ha podido ser observada por quien vivía en los cielos, y gustosamente preparó en la tierra un transparente, puro y digno lugar donde vivir.

Para que en esta vida nos conservemos constantes y fieles a su servicio, llénanos de Él la gran abundancia de la gracia, para que luego de que terminemos nuestros caminos en esta vida terrenal, podamos llegar a estar al lado de quien de ti nació, Nuestro Señor, Jesucristo, que vive y reina, por los siglos de los siglos. Amen.

Oración corta para el Adviento

En este momento mi corazón y espíritu se encuentran atentos y a la espera, es Tiempo de Adviento, te estoy buscando Señor, estoy pendiente, mediante la plegaria acudo a tu búsqueda y llamado y tu Señor, como fiel y buen amigo, en todo momento me atiendes y abres la puerta.

Mediante la Eucaristía, te busco y a través de tu pan y palabra acudes a mí, con la constante disposición de brindarme lo mejor de ti, mediante el evangelio te solicito y tú vienes, en todo momento de mi lado, tal cual como un fiel compañero cuando le pides que te ilumine para pasar por la anochecer.

Cada día, cada despertar, cada mañana te buscamos y en donde hay sonrisas, hay alegrías, en donde no existen las mentiras, en donde lo que no es justo es eliminado, logramos verte. Hay que estar atentos y en vela en estos tiempos para poder encontrarte, tú estás cerca y haces un llamado, al corazón y al espíritu.