Oraciones para después de confesarse

La confesión es un acto de fe y de pleno arrepentimiento de los pecados cometidos, como también de las omisiones de las cosas que se deben hacer y no fueron realizadas, es el sacramento establecido por Jesucristo para obtener el perdón luego del bautismo.

Existen una serie de oraciones y rezos que puedes realizar bien sea antes o al terminar de confesarte, las que recitas después del acto de penitencia, te ayudaran a serenarte y orar ante Dios, mostrando tu agradecimiento por ser escuchado y atendido, con la convicción de ser perdonado sinceramente.

Elementos importantes para la confesión

Elementos para confesarse

Para hacer una confesión de buena manera, es importante tener presente estos cinco elementos que harán que la efectúes como debe ser:

  • Primero analiza de manera consiente, todos los pecados que cometiste después de la última confesión, lo que es llamado como Examen de conciencia.
  • Arrepentimiento o dolor por lo cometido, con el conocimiento y aceptación del profundo amor que Dios nos guarda, dentro de ti sientes resistencia y rechazas todo aquello que te hizo pecar.
  • La convicción de no cometer nuevamente los pecados y poner todo de sí para cumplir con la enmienda.
  • Pronunciar honestamente y con sinceridad todos los pecados, desde los más graves hasta los que para tu criterio tengan menor peso al confesor, si tienes duda de que algún acto u omisión sea considerado como falta, igualmente manifiéstalo a tu confesor, quien lo determinara.
  • Penitencia, deberás luego de pronunciar todos tus pecados, hacer fiel cumplimiento de lo interpuesto por tu confesor, recitando con fe y bondad las plegarias establecidas.

Oraciones para después de confesarte

Una vez hayas efectuado el sacramento de la confesión adecuadamente, puedes recitar estas sencillas pero muy nutridas plegarias, justo al terminar con tu penitencia impuesta o al llegar a la comodidad de tu casa.

Oración al terminar la confesión

¡Señor, padre nuestro! En el día de hoy, quiero agradecerte por atender a mi confesión y sincero arrepentimiento de todos mis pecados, juntando cada una de las penitencias que hasta el momento se han realizado por tu santísimo nombre y glorificación, al igual que cada acto beneficioso y lleno de satisfacción de tu adorado hijo.

Ante ti, pongo mi honesta y sincero arrepentimiento en mi confesión realizada, te imploro, por la pasión de Jesús, por la acción de interceder de la Virgen Santísima y santos, sea aceptada por tu inmenso amor y que permitas que sea a mi beneficio y serenidad.

Con respecto a mis faltas y fallas cometidas, en las cuales no existió culpabilidad grave por mi persona, por mi contrición, sincero y honesto camino de preparación y crecimiento, al igual a mi fiel y transparente sacramento de confesión efectuado el día de hoy como en todos los que he realizo anteriormente, tengo y deposito mi plena confianza en tu amado hijo, el Dulce Corazón de Jesús, con la finalidad que cada pecado cometido por acción u omisión confesado, sean completamente restaurados por él, para tu infinita Gloria eterna.

Dios mío, te pido con humildad que la absolución de mis pecados, otorgados en la tierra, lo confirmes en el cielo, te lo suplico con bondad y fervor, ¡Amen!

Oraciones cortas para después de la confesión

Estas son unas cortas, sencillas y concisas plegarias que podrás recitar luego de concluir con la confesión y cumplir con la penitencia encomendada, puedes hacerlas en la misma iglesia o al llegar a tu hogar en plena tranquilidad y serenidad.

En el nombre de María, la siempre Bienaventurada Virgen y en el de los santos, ¡Dios mío! Te imploro humildemente que sea aceptada y de tu agrado mi confesión sincera, te pido que tengas misericordia y seas piadoso ante mí, supliendo todo aquello que me pudo faltar y no bastara en transparencia, certeza y contrición, en la confesión que hoy en día realice o en cualquier otra que haya realizado antes.

Dios mío, que en base a tu infinita misericordia y bondad me hagas merecedor de la completa absolución de mis pecados en el cielo, te lo pido a ti que vives y reinas, por los siglos de los siglos, Amen.

Oración para confesarse en el hogar

Oracion para confesarse en casa

En el día de hoy, desde la serenidad de mi hogar, ante ti me inclino de rodillas, ¡Señor Jesús!, a ti que eres conocido y nombrado con fiel amigo de los que han pecado, te suplico que me liberes de cada uno de mis pecados, de los cuales me encuentro completamente arrepentido y con la intención firme de no volverlos a cometer.

Te imploro que me llenes de paz, para que así en tu nombre y satisfacción pueda yo poder transmitir y distribuir la verdad, equidad, transparencia y justicia por todos lados Señor, te lo pido, Amen.