Oración al alma de Cristo

La plegaria es una de las formas más efectivas que tenemos a nuestro alcance para comunicarnos con lo sagrado, con lo divino, con lo absoluto; con Dios. En cualquier situación que parezca superar nuestras fuerzas humanas, podemos conectar con ese poder que nos ha dejado nuestro Creador, escondido en lo más profundo de nuestras almas.

Como bien nos enseñó su hijo, Jesús, a través de toda su vida en la tierra, cuando acudió a la oración para sanar, alabar, bendecir, multiplicar los alimentos y hasta para vencer el miedo y la desolación. Por esta razón, en este artículo te compartiré algunas de las oraciones al alma de Cristo más efectivas para la ayuda espiritual.

Esta serie de oraciones al Anima Christi (en castellano “Alma de Cristo”), permiten al devoto comulgar con el poder divino de Jesucristo, y así, de esta forma, obtener su intercesión en las necesidades que tenga en las diferentes situaciones de su vida, para conseguir sosiego, esperanza y fuerza para afrontar día a día siguiendo su puro, santo y maravilloso ejemplo. ¡Abre tu corazón!

Oraciones del alma de Cristo

oracion alma cristo
La oración del alma de Cristo es una de las formas más preciosas de entrar en la presencia de Dios, Padre Todopoderoso, el cual está lleno de amor para nosotros, sus hijos. Por medio del alma divina de su hijo Jesús, nos situamos frente a Él pidiendo conseguir alivio y respuesta a muchas de las dudas que nos plantea la vida en nuestro caminar.

Si nos abrimos al sagrado poder del Altísimo (como bien lo recomendó San Ignacio de Loyola), obtendremos las respuestas que tanto buscamos. Además, si nos dignamos a confiar en su espléndida presencia y nos dejamos guiar por su santa voluntad, podremos estar seguros de que iremos en la dirección adecuada para guiar nuestros pasos.
oraciones de alma cristo
Las personas y hogares que practican asidua y constantemente estas plegarias con fe y esperanza, alcanzan grado de satisfacción y conexión espiritual elevada, al mismo tiempo que alejan las malas energías y espíritus que pueden buscar perturbaciones. Sin más que agregar, lee con atención y reza conmigo las oraciones de alma de Cristo más hermosas. ¡Y, que Dios te bendiga siempre!

Oración de San Ignacio de Loyola alma de Cristo

oracion san ignacio loyola

Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
¡Oh, buen Jesús, óyeme!
Dentro de tus llagas, escóndeme.
No permitas que me aparte de ti.
Del maligno enemigo, defiéndeme.
En la hora de mi muerte, llámame, y mándame ir a ti,
para que con tus santos te alabe,
por los siglos de los siglos. Amén.

Oración católica al alma de Cristo

Alma de Cristo, santifícame.

De la falta de esperanza, del desaliento, de la negatividad, del pecado, del cansancio frente a la vida y de mi aceptación a mi propia mediocridad. Alma de Cristo, santifícame.

Cuerpo de Cristo, sálvame.

De las contradicciones de la vida, y de mi conducta, de los deseos terrenales, de la falta de fe y fuerza de voluntad. Cuerpo de Cristo, sálvame.

Sangre de Cristo, embriágame.

Con tu gracia, con tu sabiduría y con tu profundo e infinito amor al padre eterno, nuestro Dios. No apruebes que mi mente y alma se corrompan con los vicios e iniquidades del mal. Cristo, embriágame.

Agua del costado de Cristo, lávame.

De mi pecado, de mis malos pensamientos, de mis malas acciones, de mi condición débil y desesperación. Agua del costado de Cristo, lávame.

Pasión de Cristo, confórtame.

Frente al dolor, las dificultades, el hambre, las enfermedades, el egoísmo humano, las mentiras y malos sentimientos frente a mis hermanos; de mis miedos, tristezas y desesperanzas. Pasión de Cristo, confórtame.

¡Oh, buen Jesús, óyeme!

Aunque sea un pecador, aunque mi fe no sea la más grande, aunque te haya fallado muchas veces a lo largo de mi vida, y aun cuando no crea que merezco tu misericordia. ¡Oh, buen Jesús, óyeme!

Dentro de tus llagas, escóndeme.

Escóndeme de la superficialidad y del maligno. Del que dirán tan venenoso de las personas, de ser excesivamente esclavo de las circunstancias y personas que me rodean. Escóndeme de mis inconsistencias, incoherencias y desesperanza. dentro de tus llagas, escóndeme.

No permitas que me separe de ti.

No dejes que me arrope la incertidumbre, ni que mi corazón se enfrié ante el dolor y sufrimientos de mi prójimo. No admitas que caiga presa del amor a lo mundano y vacío. Por el contrario, haz crecer en mí un corazón generoso y con hambre de las riquezas del cielo. No permitas que me separe de ti.

Del enemigo malo, defiéndeme.

Cuando me enfrente a las tretas del diablo, a los malos sentimientos y malas acciones de mis enemigos o allegados, permíteme Señor, enfrentar estas situaciones y salir vencedor gracias a la acción vivificante de tu Santo Espíritu. Del enemigo malo, defiéndeme.

En la hora de mi muerte, llámame y mándame a ir a ti, para que con tus Santos te alabe. Por los siglos de los siglos. Amén.

Oración de comunión espiritual alma de Cristo

oracion comunion espiritual alma cristo

Ven a mi Jesús mío, úneme a tu corazón, guíame, límpiame y purifica mis pensamientos.

Alma de Cristo, santifícame. Porque tú y solo tu estás presente en el Santísimo Sacramento del altar.

Cuerpo de Cristo, sálvame. Y hazme amarte por sobre todas las cosas tal cual lo has hecho tu conmigo.

Sangre de Cristo, embriágame. Y permíteme recibirte sacramentalmente en mi espíritu, en mi corazón y mi alma.

Agua del costado de Cristo, lávame. Y limpia mi ser interior para no separarme nunca de ti.

Pasión de Cristo, confórtame. Y mediante tu comunión hazme fuerte, generoso y bueno en cuerpo y alma

¡Oh, buen Jesús!, óyeme. ¡Te ruego, nunca te ausentes de mi lado!

Dentro de tus llagas, escóndeme. Que sea el fuerte amor que tienes por tus hijos los que protejan mis pasos del mal.

No permitas que me aparte de ti. Para que tu bendición embargue mi vida entera.

Del maligno enemigo, defiéndeme. Cuídame, hazme humilde y transparente para reconocer el mal a mi alrededor.

En la hora de mi muerte, llámame. Y concédeme el honor de morir por amor a ti, tal cual como lo hiciste por todos nosotros.Y mándame ir a ti.

Para que con tus santos te alabe, te glorifique y te adore.

Por los siglos de los siglos. Amén.

Oración de alma de Cristo para santificarme

Alma de Cristo, Santifícame en el nombre del Padre, del Hijo y del espíritu Santo. Cuerpo de Cristo, sálvame del enemigo y de los que quieren hacerme daño. Sangre de Cristo, embriágame con tu amor, tu podre y tu gloria por el resto de mi vida. Agua del costado de Cristo, lávame de mis pecados, malas acciones y pensamientos.

Pasión de Cristo, confórtame del miedo, del dolor, de la desesperanza. No consientas que mi alma se debilite y sea presa del mal. ¡Oh, buen Jesús!, óyeme que clamo a ti, que te necesito, pero mi fe es débil, y soy un necesitado espiritual.

Dentro de tus llagas, escóndeme del maligno y de sus planes, de las hostiles intenciones, de las tentaciones y pecados que me acechan cada día. Otórgame tu bendición y que jamás me aparte de ti, mi Señor.

Hazme tu oveja querida y cuidada, protégeme y quédate a cada minuto a mi lado, para que de la mano de todos tus santos pueda alabarte, por los siglos de los siglos.

Amén.

Más Oraciones de Cristo
Oración de la sangre de CristoNovena a la sangre de CristoOración al alma de Cristo