Oración para empezar el día

Cuando hablamos de iniciar un nuevo día, no tiene que ser obligado en las primeras horas de la mañana, hay muchas personas que no son tan madrugadoras, por lo que realmente el día se empieza, cuando ya eres consciente de la oportunidad que tienes de emprender tus actividades.

Las plegarias para empezar el día, son un aliento de fe y optimismo que te ayudan a tomar ese impulso necesario que se requiere para afrontar las situaciones que se presenten, mediante esa estrecha conexión establecida con Dios, a través del contenido de sus palabras.

Por lo general están integradas de agradecimiento y ruegos, en donde lo principal que se busca, es tener la certeza de que en todo momento, se obtenga protección, fortaleza y sabiduría para superar cada prueba que se interpone a diario.

Mejores oraciones para iniciar el día

oracion para empezar dia

Estas son unas oraciones bastante completas, que te permitirán comenzar tus actividades con ánimo y buena energía, al saber que gracias al contenido de estas plegarias, Dios tomara en cuenta cada una de las peticiones y agradecimiento que le ofreces. Principalmente te persignas y recitas el siguiente rezo.

¡Señor! Hoy despierto ante ti, primero agradeciendo por la dicha de tener un renovado amanecer, por conservarme con vida y poder gozar la hermosura de un nuevo despertar, me levanto contento de tener la certeza de que resguardaste de mí dormir, y que hoy me tienes planeado un maravilloso día, sabiendo que de tu mano, oportunidades maravillosas llegaran.

Siento más que antes tu cercanía y santa presencia, Padre Santo, y por ello bendecido me siento, tengo la plena seguridad que tú me acompañaras y guiaras mi andar en todo momento, abriendo puestas a los prospero, limpiando e iluminando mi camino, al igual que alejaras de mi a todo aquel que quiera dañarme.

Quiero pedirte Señor, en este nuevo amanecer, que seas dueño de mis labios para no decir mentiras, de mis oídos para solo escuchar lo positivo que me cultive como persona, para alejar de mi ser lo negativo, de mis ojos para que pueda observar todo lo maravilloso que el mundo me ofrece.

Se tu Señor, el dueño de mis manos para obrar lo correcto y noble, no solo para mi propio bien sino también para mi entorno y los que me rodean, el propietario de mis pies para que siempre me ilumines por el camino del bien y el dueño de mi corazón para en tus manos poner mi vida y amar a los demás, así como tú nos amas a nosotros.

Dios, quiero agradecerte por lo que tengo, por toda mi hermosa familia, por ellos también te suplico que el día que ahora empieza, los llenes de bendiciones, que como al igual que yo, necesitan de tu infinito amor, misericordia y bondad.

Te entrego mi mente, quiero que el día de hoy se borren de mí, todo pensamiento negativo que no me traiga nada bueno, permite que lleguen a mi mente solo pensamientos puros cargados de amor, nobleza, paz, optimismo y todo lo que me nutra para bien y así poder obrar bajo tus designios santos.

Padre Creador, mi agradecimiento completo te doy por atender a cada una de mis palabras y por estar a mi lado a cada instante de mi vida, dándome aliento, protección y ayuda para iniciar este amanecer nuevo que me regalas, bendíceme en todo momento Señor. ¡Amen!

Al terminar esta hermosa oración, reza un Padre Nuestro, un Gloria y un Ave María con fervor, y estarás listo para empezar el día, con seguridad y lleno de buena energía.

Oración breve para iniciar un nuevo día

oracion corta para iniciar dia

Si eres de los que tiene un alto nivel de tareas a realizar en tus rutinas diarias, esta oración es ideal para ti, ya que es concisa pero a su vez llena de un contenido potencial que te ayudara a reforzar tu fe y confianza que te acompañaran en todo momento.

¡Señor! aleja de mis labios cualquier palabra que pudiera hacer daño a los demás, por el contrario te ruego que coloques en ellos puras palabras de aliento, fuerza y llenas de fe, Jesús por medio de esta plegaria para comenzar mi día, te suplico que te quedes a mi lado en cada instante.

Otórgame la dicha de poder observar lo que hay por detrás de lo que mis hermanos quieran aparentar, y poder observarlos tal cual los visualizas tú. Déjame gozar la fortuna de disfrutar de la bondad de todos mis semejantes.

Señor, te pido a que me ayudes a poder disfrutar el obsequio que me das en el presente, alejando de mi todo lo que me cause preocupación del futuro, guía mis pasos Señor y concédeme poder librar mis temores y miedos, ayúdame a fortalecer la seguridad y a crecer en completa confianza.

Regálame en el transcurso de este nuevo día que ahora inicia, un poco de tu infinita sabiduría y con ella sepa cómo actuar antes las distintas circunstancias que se me presenten. Expreso mi total agradecimiento ante ti, y te pido que el transcurso del todo el día de hoy, pueda yo reflejarte. ¡Amen!