Oraciones para los hijos poderosas

Los hijos son el fruto del amor de los padres, bendiciones entregadas por Dios a ellos, para ser guiados y correctamente enseñados en este camino terrenal. En este proceso, los padres también aprenden los valores fundamentales de la paternidad, tales como la paciencia, la enseñanza y aprendizaje continuo, dedicación, abnegación y entrega diaria.

Entre uno de los deberes más importantes que tenemos con nuestros hijos, sin lugar a dudas, es su protección, si somos responsables y prestamos atención a las necesidades que se vayan presentando en el camino, lo tendremos cubiertos, pero este el camino de la crianza no termina aquí.

Además de todos los cuidados físicos y objetos materiales que podamos ofrecerles, hay un aspecto aún más importante que debemos tener en cuenta para ellos: el amparo espiritual y la rezo continuo para los hijos, ya que por medio de las plegarias, los encomendamos a Dios y a los ángeles para que los acompañen siempre en cada paso que den en sus vidas.

Oraciones para mis hijos

oracion para los hijos
Como nos lo has recordado siempre nuestro salvador en su Palabra y al ejemplo de Jesús, la oración perseverante y hecha con esperanza, es uno de los medios que nos permite acercarnos y comunicarnos con él, y así, como la fe mueve montañas, también confiere la fuerza espiritual que los defenderá de todo mal.

Así pues, solo me falta recomendarte que te acerques a estas súplicas con el corazón lleno de agradecimiento y de confianza, que abras tu alma y que a través de ellas, cuides y socorras espiritualmente a tus retoños y los bendigas con el poder de lo alto.

Oración a Dios para la protección de los hijos

Gracias Señor por la bendición de mis hijos, por medio de este rezo vengo a ti para pedirte que con tu poder Santísimo, los resguardes en cada trayecto y cada paso que den. Líbralos de todo mal sea físico, emocional, mental o espiritual; por donde quiera que vayan que los ángeles guardianes los cuiden, que solo personas con buenas intenciones se les acerquen, únicamente para hacerles bien y ayudarles.

Con todo mi corazón, te doy las gracias por sus vidas, por sus sueños y por qué cada día los mantienes a salvo y bajo tu auxilio. Enséñame a mí las herramientas necesarias para educarlos en la fe, y en las necesidades que tu solicitas que les indique, haz de mi tu voluntad, para hacer de ellos en el futuro hombres y mujeres de valores.

Te retribuyo de igual forma, por enseñarme a orar y poderlos abrigar con amor y proteger por medio de la comunicación que mantengo contigo, tengo la total confianza que siempre me escuchas y que atiendes mis oraciones, ya que solo tú eres mi salvador.

Te alabo y bendigo Padre, que la sangre preciosa de tu Hijo Jesús los cubra siempre y seas tú quien encamine sus pisadas, te lo pido por todo el amor que les tengo. En el nombre de Cristo, Amén.

Oración corta para encaminar a los hijos

oración para encaminar a los hijos

Dios Padre Todo Poderoso, ante ti acudo por medio de esta plegaria para encomendarte a mi hijo (decir aquí el nombre de su hijo), para que lo rodees con tu santo brazo y encauces su sendero por el viaje de la vida que tú le has regalado, que bendigas sus proyectos y dirijas sus metas, que se sienta seguro de las decisiones que tome, y que cada acción que realice, sea orientado por el bien al prójimo y el agrado a ti, mi señor.

Tú muy bien sabes de los problemas y disputas que una madre puede atravesar con su hijo/a, pero confío que tu sabiduría y el destino que tienes preparado para cada uno de tus hijos, es perfecto. Hazlo obediente a tu palabra y a tu voluntad.

Tú que eres eterno, sabio e inmortal, que todo lo malo lo conviertes en enseñanza, nunca lo has abandones y mantenlo cerca de ti, sentado en tu regazo. Te suplico Señor, que por medio de tu gracia colmes a mi hijo de buenos pensamientos y así, de frutos santos para tu gloria. Por tu gloria siempre, Amén.

Oración de bendición para los hijos

oracion bendecir a los hijos

En este momento Padre, vengo a ti para darte mi entera gratitud por la vida y salud de cada uno de mis hijos, ante tu presencia los traigo y consagro, para que siempre sean buenos servidores para tu gloria. Que tus perfectos planes se consoliden por tu Santo nombre, ya que tú y nadie más que tú estás al tanto de lo que es mejor para ellos.

Como su protector terrenal, con esta oración vengo a pedirte que los blindes con tu escudo protector, que los atiborres con tus bendiciones tanto espirituales y físicas, aquellas que nos has prometido en tu Palabra, para que su vida sea prolongada y llena de sapiencia y felicidad.

Que sean buenos hijos, hermanos, primos, nietos, sobrinos y buenos seres humanos en general, y que esto perdure el resto de su existencia, que te pido sea larga y próspera. Concédeme señor, el deseo de que recuerden que el mayor regalo otorgado, es el amor y la benevolencia de tu ser y que inclusive por medio de los bienes y pertenencias materiales, se acerquen más a ti.

Procura que en sus casas siempre reine la paz y puedan sentir tu magnanimidad en el lapso de sus vidas. Te alabo y bendigo Padre, te lo pido conforme contigo, Amén.